30 de noviembre – Día internacional de lucha contra los trastornos alimenticios

En la actualidad hay muchos temas por los que concienciarse o con los que sensibilizarse, muchos de ellos proceden de algo inevitable como pueden ser enfermedades o catástrofes medioambientales y otros que sencillamente vienen derivados por la estupidez humana (sin ánimo de ofender a nadie) y una sociedad cada vez más superficial e individualista.

30 de noviembre, día internacional de la lucha contra los trastornos alimenticios, y no podía dejar un año más pasar la fecha sin dejar una pequeña reseña o huella en este blog ya que el tema me toca de lleno.

Esta mañana ha sido abrir facebook y saltar la siguiente noticia con el siguiente titular “Más de 28.000 jóvenes sufren anorexia o bulimia” Los expertos advierten  de que estos trastornos se detectan, no sólo en adolescentes, sino en personas más mayores”. Según la Asociación contra la Anorexia y la Bulimia (ACAB), unas 26.000 chicas, el 6% de la población femenina joven,sufre este trastorno, al igual que unos 2.000 chicos, en definitiva actualmente estos trastornos suponen la tercera enfermedad crónica en la población de entre 15-29 años y el 11,5% de los jóvenes tienen un riesgo elevado de padecerla.”

Seguramente el motivo para caer en las garras de esta enfermedad pueda ser diverso: biológico (que entiendo que será el menor porcentaje de casos), socio cultural, psicológico..

Si este tema me toca tanto la fibra es sin duda porque me ha tocado vivirlo en primera persona, y puedo hablar de este trastorno con cierto conocimiento aunque no tan profundo como para saber cómo puede llegar a ser en su fase más severa.

Tenía 14 años cuando sin saber cómo, me vi inmersa en esta situación, o mejor dicho, me hicieron ver que estaba inmersa en esta situación. Era muy joven, no sabría decir muy bien por qué ni cómo acabé así, lo único que sé es que progresivamente iba eliminando variedad de comidas de mi dieta, al principio lo achacaba a que era por comer más sano y entonces no necesitaba esto, ni aquello, ni lo otro… y así progresivamente hasta que acabé comiendo poco y de cosas que tienen poco aporte calórico.

Realmente no es que dejara de comer, por aquel entonces aún estaba en edad escolar y recuerdo que me quedaba a comer en el centro, así que yo desayunaba, a mediodía me tomaba mi bocadillo, no merendaba y cenaba yogur con algunos cereales integrales y puedo decir que en cuestión de menos de un año había perdido más de 15-18 kilos, llegando a pesar unos 42 y perdiendo el periodo. Sé y soy consciente que evidentemente no es de los casos más críticos, pero sí he visto el lobo de cerca y puedo decir que NO MERECE LA PENA.

La gente empieza a preguntarte si no estás un poco delgada, tus padres empiezan a preocuparse por ti, la retirada del período sí que me ayudó a ver que quizás algo de razón si que podrían tener, pero lo cierto y verdad es que te miras al espejo y desde luego no te ves como estás, es difícil de explicar, tampoco es que te veas la imagen de “gorda” pero sí te ves  gorda, pfffff es todo muy complicado.

anorexia-slideshare-1-638

Lo cierto es que gracias a la retirada del período yo me dí de bruces con la realidad, siempre he querido ser madre, tenía ese instinto bien desarrollado y fue mi motivación para empezar a poner medidas. Mi madre me dio la opción de ir al hospital y hacer lo que fuera necesario para recuperarme, pero quise dar un margen a mi fuerza de voluntad y amor propio que no era más que una lucha conmigo misma y tomármelo como un reto.

Una época de mi vida que pasé entre lágrima y lágrima, la mayoría de recuerdos son un poco tristes, una cena en familia sin cenar, una navidad delante de un polvorón con mi madre al lado y  comérmelo aún sintiéndome mal por ello llorando a moco tendido, llanto tras llanto en la ducha, muchas tardes de bajón, un biquini dejado en Zara a pesar de que te encanta porque simplemente te sientes gorda, ¿te acuerdas Belén?, siempre será el BIQUINI, jajajaja, incansables visitas diarias al peso para ver si has puesto algún gramo, y mil recuerdos del estilo.

Pero a base de lágrimas, ponerte un plato de comida por delante y obligarte a comértelo, aguantar que te ves mal, te sientes mal, vas mejorando y un día  sin darte cuenta estás prácticamente recuperada.

sophia

Hoy viéndolo racionalmente no me extraña, una sociedad compuesta en su mayoría por un montón de jóvenes inseguros y buscando definirse y los únicos mensajes que se envían son siempre los mismos: la necesidad de estar siempre guap@, perfect@, delgad@, todos esos conceptos unidos al éxito… y me refiero a ambos sexos, aunque considero que son ellas las más atacadas por todos esos mensajes. Veo muy poco la tele, pero no hay día que no me siente tranquilamente a verla  y haya un continuo bombardeo de anuncios de pastillas adelgazantes, anticelulíticos, antiarruagas, champús que hacen milagros, y un largo sinfín de etcéteras que para qué nombrar, si es que no me extraña que cada día sean más las personas y de mayor edad en sucumbir a todas estas “gilipolleces”.

Una vez que te han torturado sutilmente el cerebro, llégate a cualquier tienda a comprar algo que como no encajes en el canon impuesto por esta sociedad, avíatelas para encontrar algo de ropa de tu talla y que te quede mona, sin contar con la súper línea de ropa Violeta by Mango, que aunque alabo su disponibilidad en tallas, el formato como ya comenté en alguna ocasión  https://andwhynotus.wordpress.com/2014/03/18/violeta-by-mango-polemica-linea-de-moda/no me parece el más adecuado considerando tallas grandes a partir de la 42, ¿perdona?.

images

Pasarelas, modistas, celebrities, la it girls que tanto están de moda ahora, tienen mucha responsabilidad entre manos y una gran irresponsabilidad en muchas de las acciones, mensajes que difunden. Aunque cada vez mas se intenten enviar mensajes positivos como “la belleza está en el interior”, “el físico no importa” , no calan mucho en la sociedad, y es sencillamente porque no corresponde la teoría con la práctica, con lo que se respira en el ambiente, porque los influencers deberían dar ejemplo.

Es por ello que se aprecia tantísimo los gestos de personas comprometidas como Inma Cuesta, una mujer preciosa, inteligente, profesional y con un cuerpo muy real a la vez que bonito, cuando denunció el excesivo retoque de una de sus fotos para una publicación, denunciando la desvirtualización de la realidad. Desde este rinconcito MUCHAS GRACIAS INMA, muchas y muchos como tú hacen falta en este mundo para que el panorama cambie, porque no sólo el índice de afectados por este trastorno no disminuye sino que cada año hay más casos y de personas de mayor edad. Otra de las celebreties que lucha mucho contra esto es Alicia Keys, dando ejemplo y enviando continuamente mensajes inspiradores, motivadores, mostrando su belleza al natural.

480

 

Y creedme cuando digo que no merece la pena, que lo que he aprendido de toda esta experiencia es que realmente cuando uno empieza con estos trastornos está buscando un ideal que nunca vas a encontrar, nunca te vas a ver bien, nunca te vas a sentir bien, porque el problema no está en tu cuerpo, el problema está claramente en tu mente, en tu estima, en tu forma de verte, de sentirte.

Las personas con confianza, independientemente de su físico, son las que brillan con más fuerza y las que van pisando fuerte.

No es fácil, nadie dijo que lo fuera, pero quiérete a ti mismo y date la oportunidad de ser feliz, de ver lo que realmente vales, y de lo que realmente merece la pena. Acéptate, porque eres único, eres TÚ. Y puede que nunca estés recuperado del todo, pero tienes que mantenerte firme en tu lucha y convicción.

la_polemica_campana_de_victorias_secret_8481_622x466

Y esperando que estas palabras le den a alguien un rayo de luz, de energía, de sentido común, dejo mi grano de arena conmemorando el día internacional de lucha contra los trastornos alimenticios que a tantas personas le roban la sonrisa, la felicidad e incluso en los peores casos, la vida.
Para concluir dejo una letra de una comparsa de Martínez Ares, La Revolución, nunca olvidaré esa final del Falla, mi madre y yo en el sofá escuchando esta letra y llorando a mares juntas porque en ese preciso momento estábamos atravesando lo mismo juntas.

https://www.youtube.com/watch?v=jdaKDHjuI7I

 

 

Anuncios

Un comentario en “30 de noviembre – Día internacional de lucha contra los trastornos alimenticios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s