ATENAS, LA CAPITAL GRIEGA

Continuando nuestro recorrido por el Rondó Veneciano, salimos de Santorini con la pena de no haber tenido más tiempo para disfrutar de esta isla tan hermosa, nos hubiera encantado poder  explorar este precioso lugar con más detenimiento.

El último destino de nuestro crucero es Atenas y es el único día que hemos contratado excursión. El único motivo por el que nos hemos organizado así es porque hoy acaba nuestra travesía en el Zenith así que debemos llevar las maletas con nosotros porque al final del día cogeremos el vuelo de vuelta a Madrid.

En caso de no contratar excursión alguna deberéis haceros cargo de vuestro equipaje, sin embargo en caso de contratarla, es Pullmantur quien se encarga de enviar vuestro equipaje directamente a facturar tal como sucedió a la llegada. Por tanto recomendar esta opción simplemente por comodidad, y porque es más práctico ya que esto incluye también el transfer al aeropuerto, sin la excursión tendríais que llegar a él por vuestra cuenta.

Tan sólo tendríais que valorar las dos o tres diferentes excursiones ofertadas por la naviera.

Estoy convencida de que hubiéramos aprovechado más la jornada si hubiéramos hecho la visita por nuestra cuenta, ha resultado ser un día extraño, quizás sea el cansancio acumulado o seguir el ritmo del guía que era muy pausado y además en concreto nuestro guía aprovechó para reivindicar mucho acerca de la situación que están viviendo actualmente en Grecia en vez de darnos muchos detalles de los monumentos, historia de Grecia, anécdotas…

En el puerto de Pireo os recogerán los autobuses que se organizan por números y cada uno llevará su guía correspondiente, que repartirá entre su grupo unas pegatinas que os debéis colocar con el número del grupo así como los audioguías oportunos.

SONY DSC

El autobús os llevará hasta la ciudad de Atenas, es impresionante ver la extensión de esta urbe, desde el Puerto de Pireo hasta Atenas todo está construido sin cesar… (vistas desde el autobús que en nuestro caso no iba a parar hasta llegar al primer  Estadio Olímpico que existió.

Primer Estadio Olímpico

Primer Estadio Olímpico

 

Fue nuestra primera parada, aunque breve ya que simplemente es para observarlo desde fuera, no accedimos al mismo ya que la visita turística se centrará en la Acrópolis, la cual se puede divisar desde el autobús.

SONY DSC
La Acrópolis:

La Acrópolis de Atenas está situada a 156 metros sobre el nivel del mar, en una meseta dentro de la urbe. Es en este lugar donde se concentran los monumentos más representativos de esta ciudad y que corresponden a la Grecia Clásica. Se accede a la Acrópolis s a través de una gran puerta conocida como “Propíleos” al final de una larga escalinata, la cual suele estar muy concurrida (es por ello que no tenemos fotos en condiciones para mostraros, era imposible echar una).

Comenzando nuestro recorrido a mano derecha encontraréis el Teatro Romano, como veis estaba en obras así que no accedimos al mismo sino que simplemente teníamos una panorámica desde arriba.

 

 

 

 

El Erectión:

Su nombre significa “el que sacude la Tierra” y era empleado para albergar los cultos. Fue construido para reemplazar el templo de Atenea Polías, el cual fue destruido.

Este templo se puede considerar como la unión de dos edificios perpendiculares entre sí, con los pórticos dispuestos en distintos niveles.

Este edificio junto con el Partenón es de los que más me llamó la atención, sobretodo este lateral en el que podéis observar un claro ejemplo de columnas tipo Cariátides (columnas con forma de mujer).

 

El Partenón:

De todos modos y sin duda el monumento por excelencia y más representativo de Atenas y de Grecia en general y que todo el mundo espera poder ver es el famoso Partenón. En este caso también se encontraba en obras, pero es algo que si vas a Atenas tienes que ver así que “prueba superada”.

Fue construido como edificio principal de esta Acrópolis con el objetivo de albergar a Atenea Polías, esculpida por Fidias.

Si nos perdemos un poco más por la acrópolis podemos subir un poco a la zona alta de la meseta y disfrutar de estas vistas sobe la ciudad de Atenas, de esta forma podéis corroborar lo que os decía al principio, es impresionante la extensión tan amplia con la cuenta esta ciudad, es inmensa.

Una vez finalizada nuestra visita fugaz a este conjunto arqueológico descendemos por un camino para dirigirnos a uno de los museos situados en la parte baja del recinto y donde también hay alguna que otra edificación aunque menos representativa.

SONY DSC

 

 

 

Museo del recinto arqueológico de la Acrópolis:

Hasta aquí llega la visita organizada por Pullmantur, el guía os acompañará no obstante hasta el centro de Atenas donde como veis también se puede encontrar algún que otro resto de la antigüedad desperdigado y conservado, integrado con la urbe moderna.

SONY DSC

Es en ese momento cuando os darán tiempo libre para hacer compras y almorzar para posteriormente coger de nuevo los autobuses que os harán el transfer hasta el aeropuerto y poner punto final a este viaje.

Nosotros almorzamos en uno de los restaurantes del centro cercano a la antigua catedral la cual podéis ver en esta foto de abajo que está situada cerca de la actual Catedral.

 

 

Aunque nos quedamos con la sensación de no haber aprovechado bien del todo nuestra visita a Atenas, al menos pudimos conocer la Acrópolis y el archiconocido Partenón, cerrando una ruta de los más variada e interesante que cuenta como colofón con las islas griegas y que descubre pequeñas ciudades muy curiosas y hermosas como Dubrovnik o Kotor sin olvidar Venecia que es por donde empezamos y una de las ciudades europeas que hay que visitar al menos una vez en la vida.

Espero que os haya sido de utilidad el relato de nuestra visita a las ciudades que componen la ruta Rondó Veneciano y que si finalmente decidiis ir la disfrutéis al máximo porque pasa volando.

 

 

Anuncios