¿Y si………….?

La sección “Eventos” fue inaugurada el día de San Valentín con mucho amor y cariño, pero estará enfocada al mundo de las bodas principalmente, y a otros acontecimientos de carácter social.

Y si voy a hablar del apasionante mundo de las bodas, me parece una buena forma de comenzarla con el momento de decidir a dar el gran paso. Todo avance en la vida comienza con la siguiente cuestión…¿Y si….?., todo lo que comienza por estas dos palabras es un reto continuo para ir progresando en la aventura de la vida.

Una de las alternativas existentes para dar luz verde al pistoletazo de salida es “La pedida”. Aunque esta tradición va perdiendo relevancia con el tiempo, los más románticos se resisten a dejarla morir, siguen buscando y maquinando una forma de hacer esa pregunta que todos imaginamos de una manera especial y única, nervios, planificaciones, cómo hacerlo…

 

proposal 3

 

 

En mi caso, Mr. R se lo curró mucho para mi sorpresa. Con motivo de mi cumpleaños nos fuimos de viaje a París, ciudad que conocemos bastante bien, pero a la que siempre es un placer volver, y pensaréis muchos, ¡¡¡qué típico!!!! Pues NOOOOOOO.

Habíamos reservado uno de los días para ir al famoso parque de atracciones Disneyland París, lugar donde nos conocimos años atrás. Como no puede ser de otra manera, el día fue mágico y lo pasamos en grande, algunas atracciones que teníamos muchas ganas de reencontrar permanecían cerradas, algunos lugares donde queríamos repetir fotos del “pasado” se encontraban en mantenimiento, suspendieron la “Parade” (cabalgata) porque los trabajadores estaban en huelga, pero eran pormenores de la jornada, al menos para mí, porque para Mr. R eran (por lo que pude comprender después) complicaciones, una tras otra para llevar a cabo su plan tal como lo llevaba estudiado.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA DSC01610

 

Yo mientras tanto estaba ajena a todo, obviamente no tenía ni la más mínima sospecha. Un año antes el hermano de Mr. R. le pedía a mi cuñada que se casara con él y la boda sería unas semanas después de nuestra vuelta de París. Ciertamente desde que se empezó a organizar la boda de mi cuñado mi cabeza daba vueltas, no era obvio que yo fuera a tener mi momento, nosotros ya vivíamos juntos desde hace unos años y aunque estaba casi convencida de que en algún momento decidiríamos dar el gran paso no tenía ni idea de cómo ni cuándo sería. Una noche antes de dormir le envié el icono de un anillo por WhatsApp y le vaticiné como creí que iba a ser “la pedida”, obviamente estaba bromeando, pero a él no pareció hacerle mucha gracia, me cortó el punto de tal forma que la palabra anillo se convirtió en la palabra prohibida y nunca más se me ocurrió hablar del tema ni bromear al respecto. Así que por ello no imaginaba NADA.

Llegaba el final de la jornada, ya anunciaban el cierre del parque y  Mr. R iba nervioso, muy pensativo y yo creía que le pasaba algo que no quería compartir conmigo o algo así….

Nos acercamos al pozo de los deseos para una última foto y para mi gran sorpresa me dió unas moneditas para tirar y pedir un deseo, el cual no sabía que se fuera a cumplir tan repentinamente. Desde que entramos en el parque Mr. R. me había estado enseñando una esquinita de un trozo de papel enrollado diciéndome que tenía una sorpresa para mí y tal como imaginaba pero no del todo bien encaminada era uno de esos poemas que tanto me gusta me escriba. Me pidió que cerrara los ojos y abrazándome por la espalda me leyó el poema. Yo aún con los ojos cerrados sentí como se alejaba de mí y cuando me dí la vuelta estaba arrodillado delante mía sosteniendo un anillo precioso, sencillo y elegante en la mano mientras me preguntaba lo que todos/as podéis imaginar… Lo que no llegó fue la respuesta, o al menos no tan rápido como debiera, la cuestión es que no me lo creía, no me lo podía creer, y eso era exactamente lo que balbuceaban mis labios, “¿Esto está pasando de verdad? ¿pero esto está pasando?”… todo eso mezclado entre lágrimas y risas, la respuesta por supuesto fue un SIIII, sin tener nada que pensar pero no podía reaccionar. Todo fue muy de cuento, muy de película, pero allí estábamos haciendo gala del eslogan que el parque lleva por bandera “Lá où les rêves deviennent réalité”, “Allí donde los sueños se hacen realidad”.

DSC01537

 

Realmente fue una experiencia increíble para vivirla, nunca imaginaría tener la reacción que tuve, esa mezcla de sentimientos, en la que te invade una alegría, una ilusión indescriptible, el mundo de alrededor se para, te evades y te sumerges en tu sueño que ahora es una realidad.
Desde aquí se lo quiero agradecer a Mr. R. por ser como es y a nuestro amigo Jose. por haber sido un cómplice estupendo y por regalarnos una jornada inolvidable.;)

Y así fue nuestro momento, y el comienzo de lo que resultaría ser un año y pico cargado de ilusiones, proyectos, ideas para hacer de nuestro GRAN DÍA, un día muy especial para todos.

 

IMG-20120402-WA0002 - recortada DSC01545 - cortada

 

¿Cómo vivisteis vosotros vuestro momento si es que ya os ha tocado vivirlo? ¿Cómo tomasteis la decisión de casaros? ¿Qué opináis de “La Pedida” como tradición que sigue viva?.

Estaré encantada de leer vuestras experiencias, opiniones y comentarios.

 

Hasta pronto!