Santorini – Un lugar de ensueño

Salimos de Mykonos deseando de llegar al puerto de Fira, capital de la isla de Santorini, isla que estamos deseando conocer. La llegada está prevista muy temprano y hay que estar listos para aprovechar muy bien la jornada ya que hay mucho que ver. El crucero fondea en puerto sobre las 7 de la mañana y zarpará a las 18 horas debiendo estar todos a bordo a las 17:30 horas.

Además en este caso como he mencionado anteriormente no podemos atracar en el puerto sino que el barco fondea y son una especie de catamaranes los que nos acercarán a la isla. Para colmo, nuestro día de visita se complicó con un poco de viento matutito y tuvimos que esperar un poco a que amainara para poder salir.

Es impresionante cuando te montas en el catamarán y ves ese acantilado inmenso que culmina con la ciudad de Fira. Históricamente el archipiélago de Santorini era una única isla, pero una enorme erupción volcánica hizo que el terreno se derrumbara llevando consigo las calderas del volcán y gran parte de la isla. Posteriormente esa caldera se llenó de agua y es por ello que vemos esta tipografía del terreno y es a lo que se debe este acantilado.

 

Una vez que lleguéis al pequeño puerto de Fira encontraréis alguna que otra tienda de souvenir pero poco más, tendréis que subir hasta la ciudad y para ello hay tres posibilidades:

El teleférico: lo más fácil y cómodo. Suelen salir cada 10-20 minutos aproximadamente y su precio ronda los 4 euros por adulto y 2 euros por niño. Además, en cada teleférico me parece recordar que caben unas 10 personas máximo. Lo que quiero decir con ello es que hay que tener mucho cuidado de contar con este medio de transporte porque en horas puntas se generan muchísimas colas. Nosotros intentamos cogerlo para la vuelta pero realmente la cola era enorme y no nos daba lugar de llegar al barco a tiempo. Así que ¡OJO!

Burro: Es el medio de transporte tradicional usado en la isla, a vuestra llegada a puerto encontraréis carteles que os señalarán la “Donkey Station” (parada de burros) y por 5 euros, el burro os subirá los escalones hasta la ciudad de Fira. Están muy acostumbrados a ello, incluso saben el camino de memoria.

A pié: 580 escalones, es así. Nosotros subimos a pié y la verdad es que no se hace tan duro, además las vistas son muy bonitas, eso sí, no es tan agradable compartir el camino con los burros, el olor es difícil de soportar, en serio, o por lo menos a mí me costó lo mío.

 

Una vez que estéis arriba pues hay varias opciones, visitáis en primer lugar Fira y después os movéis por la isla o al revés.

SONY DSC

Nosotros, como en otras ciudades, preferimos ir a visitar la isla en primer lugar y dejar Fira para la vuelta ya que estaríamos más cerca del crucero y evitamos imprevistos. Además Fira no tiene grandes monumentos que ver, su encanto está en pasear por sus calles, disfrutar del ambiente, el paisaje, las tiendas..

Lo primero que hicimos fue buscar un lugar donde poder alquilar un quad, es sin duda el mejor medio de transporte para poderos mover con total libertad. También hay autobuses, taxis, etc, pero siempre está más limitado y os saldrá menos económico dependiendo de la opción elegida.

Lugares para alquilar quads hay muchísimos, y si no recuerdo mal salía 15 euros el día o algo así. No tardamos en poner rumbo hacia Oia, segunda ciudad más importante de Santorini, y famosa por su singular belleza e impresionantes puestas de sol, de las cuales debido al horario del crucero está claro no íbamos a disfrutar.

El camino hacia la ciudad de Oia es precioso, es carretera de montaña pero a pié de costa, ves el mar casi todo el tiempo, es muy agradable, además cogimos un moreno quad muy curioso :P.

Llegamos a Oia y aquí al igual que en Fira no hay grandes monumentos, pero para mi gusto os digo que es una ciudad mucho más bella y que ofrece vistas sobre el mar más impresionantes, y no sólo sobre el mar sino sobre la misma ciudad, esas casas pintadas de blanco y azul añil que le da tanto encanto a este lugar. Este sitio está lleno de pequeños hoteles con encanto, en los cuales estoy segura sería una gozada perderse un par de días. No os voy a contar mucho más de este lugar de ensueño, os dejo tan sólo algunas imágenes que hablan por sí solas.

SONY DSC

SONY DSC

SONY DSC

SONY DSC

SONY DSC

Una vez hecho este recorrido cierto es que no queda mucho más tiempo para visitar sitios, Santorini tiene fama por sus playas, pero en menos de un día no se puede hacer todo, además está el Parque Natural Geológico Nacional de Nea Kameni (Nueva Quemada) al que podemos llegar en velero. Este parque está asentado sobre el volcán activo de Santorini. La entrada cuesta 2 euros.

Nosotros lo que decidimos hacer fue ir hasta la otra punta de la isla y saborear las vistas desde esta otra perspectiva.

SONY DSC

De vuelta a Fira paramos en “The Red Beach”. No creo que fuera la mejor playa de la zona, pero estaba de camino y así podremos decir que estuvimos en una playa de Santorini. Como su nombre indica la arena era bien roja, y el acceso a la playa estaba limitado, para llegar a ella había que andar unos 5-10 minutos. No tuvimos mucho tiempo de disfrutar de este lugar pero aquellos que fueron más atrevidos incluso se dieron un baño.

 

SONY DSC

SONY DSC

Lo cierto es que da mucha pena estar en un lugar tan maravilloso y no disponer de más horas o días para explorarlo. Tuvimos lo justo para devolver el quad y dar un pequeño paseo por las calles de Fira camino a la cola del teleférico que como ya os he dicho anteriormente no pudimos coger, asi que al igual que a la ida, los escalones nos esperaban de regreso al barco dando por finalizada nuestra breve visita a la isla de Santorini, en la que sin duda hubiéramos pasado más tiempo encantados.

 

¿Conocéis esta isla? ¿Nos podéis contar más curiosidades de la misma o darnos simplemente vuestra opinión?.

 

Anuncios

Mykonos – La Ibiza Griega

Día 5: Mykonos

Cuando partes del puerto de Katakolón ya esperas impaciente conocer las islas griegas, al fin y al cabo se supone que es el atractivo principal de este itinerario, aunque después resta un poco de importancia puesto que las ciudades anteriormente visitadas también tienen un encanto especial.
Como consejo no olvidéis vuestro carnet de conducir en casa, ya habéis visto que nosotros en Katakolón alquilamos un coche para ir a Olympia, pero en las islas griegas existe la posibilidad de alquilar quads entre otros vehículos para moveros por ellas, lo que se convierte en una opción bastante cómoda y económica, así que ya sabéis no dejéis vuestro carnet de conducir en casa porque os puede resultar muy útil.

mykonos 1
En esta ocasión el Zenith atracó en el puerto de Mykonos sobre las 12 de la mañana, y todos deben de estar a bordo a las 20 horas, es tiempo suficiente para visitar la ciudad en sí, no quizás algunas islas o playas que estén cercanas.
Mykonos es probablemente una de las islas griegas más típicas. Pertenece al grupo de las cícladas, fue una de las islas menos importante en la antigüedad, pero a partir de 1950 ha sido una de las más visitadas, quizás por su proximidad a Delos.

Sus deslumbrantes capillas blancas, los molinos, su atractivo puerto, y sus luminosas casas, las cuales son pintadas dos veces al año, hacen de esta isla un maravilloso lugar turístico.

 

mykonos 2

Mykonos está localizada en la parte occidental de la isla, es una isla cosmopolita que alcanzó su auge antaño debido al turismo de la jet-set internacional que la elegía como uno de los destinos favoritos para pasar las vacaciones.

El barco atraca en el puerto de Mykonos que se encuentra aproximadamente a unos 3 kms del centro, si no os parece mucha distancia y estáis pensando en acceder a pié, debéis de saber que la conexión entre el puerto y la ciudad es a través de una angosta carretera sin arcenes lo cual resulta algo peligroso.
Normalmente las compañías de cruceros ponen a disposición de sus clientes unos autobuses para cubrir ese desplazamiento y el importe del mismo asciende a 6 euros pudiendo realizar tantos trayectos ida y vuelta como desee, quiere decir que si estáis dispuestos a volver a la hora de almorzar podríais hacerlo dentro de esa tarifa. La frecuencia de salidas de autobuses durante el día es cada 20 minutos y el tiempo aproximado del recorrido 6 minutos. Nosotros optamos por esta opción, no obstante creo recordar que próximo al puerto se hallaba una empresa de alquiler de quads que quizás para moverse por la isla hubiera sido más cómodo, nosotros que sólo íbamos a visitar Mykonos optamos como ya he comentado por el autobús.
El bus estaciona en un parking próximo al centro, como a unos 5 minutos a pié, el cual también será el lugar de recogida.
Además el paseo hacia el centro es bastante agradable, podréis encontrar muchas tiendas de souvenirs, bares o cafeterías, así como una pequeña playa a pié de calle.
Una vez llegados al centro os adentraréis en la ciudad de Mykonos en todo su esplendor, calles con mucho encanto pavimentadas en piedra, casas o edificios encaladas de blanco, ventanas azul celeste y con muchas flores.

 

mykonos 3

Mykonos tiene fama de ser la equivalente a Ibiza en España, así que tiene muchos pequeños hoteles de lujo, muchos bares de copas, tiendas de moda de prestigioso renombre, o pequeñas boutiques.

 

mykonos 5

Aunque visité toda esta zona, intenté también perderme un poco por las callejuelas de esta ciudad, y la verdad que es precioso el auténtico Mykonos aunque me dio la impresión de que realmente es una ciudad muy modesta, o al menos las casas y los lugareños que pude encontrar.
La visita de esta ciudad no es nada complicada, tiene una buena dimensión, además está prohibido el acceso con vehículos. Como principales atractivos turísticos son de destacar: La pequeña Venecia, los molinos y el pelícano Petrus.

mykonos 4

La pequeña Venecia fue fundada por los venecianos y además recibe este nombre porque todos los edificios desembocan en el mar. Hoy en día la gran mayoría de los locales presentes son los bares de copas más chic de la zona.

pequeña venezia

Los molinos de vientos, actualmente son casas habitadas lugareños, se han convertido en el icono de Mykonos debido a que el viento sopla sin cesar durante unos 200-300 días al año.

molinos de viento

Por último, con un poco de suerte y pateando esta localidad podréis encontrar al Pelícano Petrus, parece ser que así se llamó el primero y llegó al lugar por motivos migratorios quedándose en esta isla. Hoy en día se confirma que hay al menos tres ejemplares de esta especie. Nosotros pensábamos que nos volvíamos sin verlos pero al finalizar una calle, en una plaza allí estaban, pudimos ver dos de los tres existentes. Estos conviven amigablemente con los turistas.

pelícano

Si quiere degustar algo de comida griega, hay muchos restaurantes con algunas promociones, nosotros y aprovechando que teníamos tiempo suficiente y desembarcamos a las 12 de la mañana, comimos en una plazoleta muy agradable rodeados de flores y pedimos un menú degustación para dos por 15 euros, eso sí, tened cuidado y pedirle la información ampliada al camarero, porque a nosotros nos dijeron que la bebida estaba incluida pero después sólo incluía agua y vino y por el pan que te ponen con una especie de salsa de yogur después quieren clavarte un buen pellizco así que OJO con eso pero por lo demás, ¡Que aproveche!.

comida griego

Si dispusierais de más tiempo para pasar en esta isla, desde el centro de Mykonos hay autobuses que se dirigen a todas las playas y sitios históricos de la región. Hay dos estaciones en concreto, la Norte (con destino a Tourlos, Agios Stefanos, Ano Mera y las playas Elia, Kalo Livadi y Kalafatis. Pasan con una frecuencia aproximada de una hora y el precio del billete es aproximadamente de 1,50 euros. La estación Sur (con destino al aeropuerto, Ayios Ioannis, Ornos, Psarou, Platis Yialos) y pasan con una frecuencia de media hora, una hora y el precio está alrededor de 1,20€.
Hemos de destacar especialmente la Isla de Delos. Desde Mykonos salen barcos con esta dirección, la navegación es de unos 20 minutos teniendo que volver antes de las 15 horas, siendo esta hora el momento en el que queda restringido el acceso a la isla. Esta isla es la más sagrada de la antigüedad y la patria de Apolo, actualmente es una isla deshabitada. El precio del billete para el barco transfer es de unos 17 euros y la entrada al recinto arqueológico de Delos de unos 5 euros aproximadamente.

Si tenéis ocasión de visitar Mykonos espero que podáis disfrutar de la noche, porque nosotros no pudimos. =). Ya nos contaréis!!

 

 

 

Katakolón – Olympia

Día 4: Katakolón-Olympia
El destino del cuarto día de crucero es Katakolón, una localidad costera que forma la periferia de Grecia Occidental. El barco atraca hoy en el puerto a las 13:00 horas y todos deben estar a bordo a las 18:30, como veis no se dispone de mucho tiempo.

Katakolón en sí es un pequeño pueblo de pescadores de tan sólo 600 habitantes, ha sido siempre ciudad portuaria situada al oeste de la península de Peloponeso (península más grande de Grecia), a 13 kilómetros de Pyrgos y 30 kilómetros de Olympia.
Este día se puede plantear de muchas formas, podría ser un día de descanso y disfrutar de la vida a bordo del crucero ya que no se dispone de mucho tiempo para visitar; o bien, podríais bajar en el puerto debido a que Katakolón es una ciudad en la que hay numerosas cafeterías y buenos restaurantes en los que podéis degustar exquisita comida mediterránea y mariscos frescos y aprovechar para comprar en las muchas tiendas de souvenirs que venden todo tipo de recuerdos, objetos de artesanía griega o reproducciones de figuras de bronce, así como ropa típica del lugar. Es el sitio ideal sin duda para hacer vuestras compras y en caso de querer llevar detalles de vuelta no dudéis en aprovechar este día para realizar adquisiciones, ya que aquí podréis encontrar productos similares a las islas griegas pero a menor precio.

 

katakolón 1

 

No obstante, el atractivo principal a visitar es Olympia, conocida por haberse celebrado en ella en la antigüedad los primeros juegos Olímpicos; también es famosa por ser un centro religioso, y por su gigantesca estatua de oro y marfil de Zeus hecha por Fidias (tallada tras la victoria sobre los persas en la Segunda Guerra Médica), la cual era una de las Siete Maravillas del Mundo.
Olympia se encuentra a tan sólo a 40 minutos de distancia de Katakolón, cogiendo tren, taxi (van por taxímetro sin tarifa preestablecida), autobús público o bien alquilando un coche.
El coche es una opción muy recomendable y cómoda para grupos de 5 personas, el tren sería la opción más económica, el trayecto ida y vuelta cuesta unos 2/3 euros por persona y el taxi sería la opción más cara.
Nosotros optamos por la primera opción, nada más desembarcar hay muchos agentes que intentan persuadirte, intentamos primero alquilar el coche en AVIS ya que la consideramos una empresa con cierto renombre pero al ser nosotros 6 personas queríamos un coche con capacidad suficiente y no disponían, así que finalmente terminamos eligiendo a una de las empresas que tenían sede en el puerto. El precio del alquiler de una furgoneta de 7 plazas fue de 35 euros más 10 euros de gasolina que repostamos camino a Olympia. No es que el coche estuviera en muy buenas condiciones, pero lo único en lo que sí hacen hincapié es en que la velocidad máxima sea 70/80 km/hr.
A modo de curiosidad, dirección a Olympia notamos la presencia de una especie de minicasitas al borde de la carretera, al principio pensamos que podían ser los buzones de las casas que se encontraban adentradas en el campo, pero después nos dimos cuenta que había velas en el interior y que eran muy numerosas para tratarse de buzones. Así que más tarde, gente local nos contó que esas casas serían la equivalencia de los ramos de flores que podemos encontrar aquí en la carretera cuando alguien fallece en ella, y que si nos parecían numerosas, que tan sólo estaban presentes aproximadamente un 30% de la gente que ha perdido la vida en ellas. Por otra parte, y para preveniros un poco, es habitual que los griegos adelanten en doble línea continua, en un cruce a lo largo de una carretera nacional o incluso invadir el carril contrario para acceder a una gasolinera que se encuentre en la acera contraria, con lo cual precaución en la carretera porque es todo una aventura.
Por fin llegamos a Olympia, que como ya he mencionado es conocida por haberse celebrado en ella en la antigüedad los primeros Juegos Olímpicos dedicados a Zeus, pero no sólo está ligado con la historia sino también a la cultura deportiva del mundo moderno, pues allí se enciende cada cuatro años la antorcha que inaugura la visión actual de las Olimpiadas.
El conjunto arqueológico se compone del Museo Arqueológico, situado cerca del conjunto monumental del Santuario de Olympia y alberga piezas de arte de la Antigua Grecia encontradas en dicho santuario y alrededores, fue inaugurado en 1885. Realmente en el interior del museo hay maravillas y lo que más llama la atención es que están bastante bien conservadas. El edificio está compuesto de un vestíbulo y doce salas de exposición que contienen todo el material que se ha hallado en las excavaciones en Altis. Los espacios auxiliares situados en el ala este del museo, (cafetería y aseos, por cierto como anotación en la cafetería venden una especie de donuts que están riquísimos).

museo arqueológico
Dentro del museo prestad especial atención a la sala 5 donde se encuentran la mayoría de figuras a tamaño real del frontón del Templo de Zeus, es realmente impresionante. Como información, en este museo está permitido echar fotos sin flash, pero lo curioso es que vosotros no podréis echar0s fotos con el material expuesto en el edificio, porque no lo permiten, enseguida llaman la atención.

frontón

 

Tras visitar el museo y conocer un poco la historia, nos acercamos a la acrópolis, el lugar está medianamente conservado, no se puede ver ninguno de los mosaicos que aparecen en los cárteles informativos ya que los tienen recubierto con mallas opacas, podréis ver el sitio donde se enciende el peletero cada cuatros años para dar el pistoletazo de salida a los Juegos olímpicos, podréis ver el estadio olímpico que tenía capacidad para unas 70.000 personas donde tan sólo se conserva parte de los asientos que ocupaba el jurado de la época y la puerta principal, otros lugares de interés para visitar son muchas centros de rendimientos que frecuentaban los deportistas de la época, alguna que otra edificación donde se alojaban, etc.

 

???????????????????????????????estadio olímpico interior

 Estadio Olímpico

centro de alto rendimiento

Centro de alto rendimiento y entrenamiento que posteriormente fue una fábrica de vidrio.

 

olympia

 

La visita tiene que ser un tanto apresurada para volver al crucero a tiempo, pero Olympia tiene suficiente peso histórico para ser visitada y a modo de consejo nada más llegar a puerto tramitad el viaje a Olympia para poder aprovechar al menos una media hora con tranquilidad en Katakolón a vuestra vuelta, el barco atraca a tan sólo 5 minutos de la zona comercial de este pueblo costero así que podréis apurar hasta prácticamente el último momento.

Así que haced buenas compras y empaparse de la antigua cultura griega.

Nos vemos en nuestro próximo destino.